Textos jurídicos: sentencias que se entienden.

Una de las características que define el lenguaje jurídico es, en demasiadas ocasiones, la ambigüedad. Ya tendremos ocasión de trabajarlas en el aula...
¿Os acordáis de ese artículo 811 del Código Civil leído en clase? Es un paradigma de ambigüedad extrema en un texto jurídico:

El ascendiente que heredase de su descendiente bienes que este hubiese adquirido por título lucrativo de otro ascendiente, o de un hermano, se halla obligado a reservar los que hubiere adquirido por ministerio de la ley a favor de los parientes que estén dentro del tercer grado y pertenezcan a la línea de donde los bienes proceden.

Por cierto, ahí va la interpretación de Marçal, que no está nada mal:


Si un padre hereda de un hijo bienes que el hijo, o bien ha heredado de la madre o del hermano/-a, o que ha recibido por donación, el padre tiene que reservar lo que la ley diga (conocido también por "la legítima") para los parientes de hasta tercer grado (padres, tíos, hermanos y nietos)  que además provengan de la línea de la familia correspondiente.

Pero no todos los textos legales son latosos e incomprensibles.

Os presento a Emilio Calatayud, el juez de las sentencias ejemplares, un juez que, como veréis, habla sobre leyes, habla de padres e hijos, de artículos del Código Civil, de cómo ha ido evolucionando la educación, de ... pero sobre todo, habla sin tapujos y llanamente.


Nacido en Ciudad Real en 1955, Calatayud es el juez de menores de Granada desde hace 16 años. Sus sentenciados no paran de escribirle.
Muchos grandes hombres tienen un pasado “oscuro” y el juez de menores más famoso de este país no se libra de él. Joven difícil, atravesó más de una vez la línea de la legalidad. Quizá por ello Emilio Calatayud sabe mejor que nadie cómo redimir al delincuente. Su fórmula es la menos habitual, pero ha resultado ser la más efectiva: los delitos se pagan sirviendo a la sociedad. Sus sentencias educativas han bajado la delincuencia en Granada. Y desde los centros de internamiento, muchos jóvenes le piden por carta su intercesión.

Extraído de El mundo, 6 de junio de 2004


Aquí os dejo esta Lección magistral de Emilio Calatayud. Escuchad con atención al señor juez y  fijaos en lo que dice  y en cómo lo dice.  Estoy convencida de que muchos habéis vivido algunas de las situaciones que nos explica. Y por eso seguro que os entran unas ganas tremendas de expresar vuestra opinión en un texto argumentativo siguiendo la estructura que os he colgado en Moodle.

Pues aquí os espero. Dejad un comentario en el que deis vuestra opinión sobre el tema. Y recordad: opinión = texto argumentativo, tema, tesis, argumentos y conclusión. Por este orden.







Entradas populares de este blog

TEXTO ORAL / TEXTO ESCRITO

Adaptamos los cuentos de "El Conde Lucanor"

DENOTACIÓN Y CONNOTACIÓN