miércoles, 30 de abril de 2014

¿Te apetece que te lean la mente?





Una vez visto el vídeo en clase, explica lo que piensas tú acerca de este tema.
¿Eres de los que publicas todo lo que haces en las redes sociales? ¿Te gusta subir tus fotos y que las vea todo el mundo? ¿Tienes Facebook? ¿Qué uso haces de las redes sociales? ¿Qué información debería aparecer en los perfiles de las redes sociales?

 Deja tu comentario aquí mismo y dime cuál es tu postura. Recuerda que debes redactar un texto argumentativo, por lo tanto, intenta seguir este esquema (que por otro lado ya conoces): 


  • Párrafo introductorio en el que anuncias la tesis.
  • Plantea el tema en cuestión e intenta convencerme sobre la idea que tú defiendes.
  • Para ello debes apoyarte en una serie de argumentos (autoridad, ejemplos, basados en la propia experiencia, de la mayoría ...)
  • Un último párrafo que concluya el texto.

martes, 29 de abril de 2014

Faltas de ortografía, ¿para qué os quiero?



Querid@s alumn@s de 2ºA:

Aquí os dejo la siguiente actividad para que reflexionéis acerca de la ortografía y de la expresión "querer es poder". La actividad está extraída de 100 propuestas de escritura, de Javier Sáez. Ahí va:

Una carta. Os propongo que escribáis una carta. Una carta de despedida. Cada uno conoce el tipo de faltas de ortografía que comete, (que se le escapan). Y ha llegado el momento de despedirse definitivamente de ellas. ¿Qué mejor cosa que una carta? Título: "CARTA A MIS QUERIDAS FALTAS DE ORTOGRAFÍA". Algo así:

A la atención de mis queridas faltas de ortografía.

Queridas faltas de ortografía:
Hace tiempo que siento la necesidad de escribiros. Pienso en vosotras muy a menudo. Os tengo casi siempre en la cabeza. Y vosotras, muy desconsideradas conmigo, os fugáis cada dos por tres en mis escritos. ¿Hasta cuándo va a ser esto así?


Esta carta es una carta de despedida. Sí. Así con tilde diacrítica. De adverbio de afirmación. Sí. He decidido dejaros. Ya no os siento. Han sido demasiados los desplantes que me habéis dado. Demasiadas las veces en que me habéis humillado. Es que me he puesto rojo de vergüenza en ocasiones en que era eso lo que menos me podía ayudar. Y todo porque os habéis mostrado siempre rebeldes y esquivas conmigo. Tengo que recordaros alguna de esas ocasiones? ¿Es necesario? Vosotras lo habéis querido: A ver verbo haber cómo puedo saber cuándo llevarás hache o llevarás be?¿Cuándo te he de ver separado? Y tú, "a", ¡ah! o ha. ¿En qué "a" quedamos? De las jotas y las ges ni te cuento. Vosotras tildes de regla llamada general, ¿sabéis la de veces que me habéis dejado tirado...? Por no hablar de las veces que os disfrazáis de catalanadas ...
Es verdad, hace tiempo que no siento nada al hacerlo con vosotras. Escribo, escribo y luego me queda un vacío, un inmenso vacío. Un vacío que no lo puede llenar ni siquiera el reconocimiento de que haya podido expresar alguna idea coherente. Y he decidido abandonaros para siempre. Diréis que han sido muchos los años de convivencia, que a veces ha sido divertida nuestra forma de saltarnos las reglas y mostrar a la sociedad nuestro inconformismo. Pero he visto que con vosotras me siento limitado. Mis posibilidades de desarrollo personal se reducen. Pierdo amistades. Me encierro en un mundo de perdedores.
Ya está dicho, ya está hecho. No me echo atrás. Tengo una vida nueva alejado de vosotras. Hasta nunca. Un beso.
Os olvida, Javier

Dejad vuestra "carta" en los comentarios. Y no olvidéis firmarla.

lunes, 28 de abril de 2014

Una entrevista para el trabajo más duro del mundo




  
 Este vídeo sin duda merece un comment, ¿no crees? Lúcete.

viernes, 25 de abril de 2014

Hoy, un cuento de Gabo

Estos días son muchos los que vuelven a Macondo, yo también. 
He rebuscado en la estantería y allí estaba, una edición de Austral, ¡de letra minúscula! Abro la primera página y, como en todos mis libros de lectura, escrito a bolígrafo aparece la fecha:  "abril de 1994". ¡Veinte años ya de aquella primera lectura de Cien años de soledad!,  libro que ya conocía del instituto y que de alguna manera marcaría una de las decisiones más importantes que debe tomar uno en la vida: "¿a qué quiero dedicarme?"
Sin duda, un libro que todo el mundo debería leer como mínimo una vez en la vida, por su magia y por su realismo, por cómo está contada la historia, por su prosa fluida y por su lirismo, o tan sólo, por el don de contar de Gabriel García Márquez. Hoy, para ir abriendo boca, un cuento suyo, Algo muy grave va a suceder en este pueblo.  Escuchémoslo.