miércoles, 26 de septiembre de 2012

Iniciativa publicitaria

Hace poco se ha celebrado el día Mundial de una enfermedad neuro-degenerativa, de causa desconocida y que provoca un  grave deterioro de las funciones cognitiva, conductual y motora. Quizás conozcáis a alguien que la padece, o no. Es posible que lo conozcáis en un futuro no muy lejano, pues es una enfermedad que va a más. Bueno, la finalidad de  este vídeo es la de la sensibilización, vaya, tocaros un poquito la fibra (os aseguro que no será la única vez) y la de que expreséis en un comentario vuestra reflexión acerca del tema. Ahí va:


miércoles, 19 de septiembre de 2012

¿TE GUSTA LA MÚSICA "INDIE"?: TIENES POCA AUTOESTIMA


Un estudio realizado a 36.000 voluntarios establece vínculos entre personalidad y gustos musicales.
Los aficionados a la música clásica y el jazz son creativos; los amantes del pop trabajadores y, a pesar de los esterotipos, los fans del heavy metal tienen un carácter suave. Es lo que afirma el profesor Adrian North, de la Universidad Heriot-Watt de Escocia, que ha estado estudiando las relaciones entre personalidad y gustos musicales. "La gente a menudo define su sentido de la identidad a través de su gusto musical, sus prendas de vestir, la elecciones determinados bares para salir o el empleo de ciertas palabras del argot", señala North. "No es raro pensar que la personalidad pueda estar vinculada a las preferencias musicales", añade. "Los investigadores han mostrado desde hace décadas que los aficionados al rock y al rap son rebeldes, y que los fans de la opera son prósperos y bien educados", señala North, quien añade que "ésta es la primera vez que un estudio muestra vínculos entre la personalidad y el gusto por un amplio abanico de estilos musicales".
El estudio concluye que aquéllos que se decantan por el jazz y la música clásica son creativos y tienen una alta autoestima, aunque los primeros son extrovertidos y los segundos tímidos. Los aficionados al country tienden a trabajar duro y a la timidez, mientras que los fans del rap son extrovertidos y los amantes de la música independiente (indie) carecen de autoestima y son huraños. Aquéllos a los que les gusta el soul pueden animarse: el estudio afirma que son creativos, extrovertidos, dulces y contentos consigo mismos y que, además, tienen la autoestima alta.
Si alguna vez usted se ha preguntado por qué los conductores de coches deportivos caros suelen escuchar música a todo volumen, North puede ofrecer una explicación: Los que escuchan música machacona son más propensos a pertenecer a una horquilla de ingresos elevados, mientras que aquéllos que escuchan sonidos relajantes tienden a situarse en la parte baja de la escala de sueldos.

El País, 5 de septiembre de 2008

Explica cuál es la teoría que desarrolla el estudio al se refiere la anterior información y expón tu opinión al respecto. Para entregar el miércoles 26/09/12.

Buen fin de semana.

sábado, 15 de septiembre de 2012

El texto expositivo

 LA ESTRUCTURA DE LOS TEXTOS EXPOSITIVOS

Antes de estudiar brevemente la estructura de los textos expositivos conviene que hagamos una referencia a los términos que suelen usarse para este tipo de textos: además de expositivos se usa también el de textos explicativos. Para muchos autores ambos conceptos son equivalentes; para otros, no.
La idea más extendida es la siguiente:
  • Los textos expositivos tienen carácter informativo; es decir, dan a conocer una serie de hechos o datos. Exponer equivale a informar.
  • Los textos explicativos son aquellos que partiendo de una de una base expositiva tienen una finalidad demostrativa.
La estructura de los textos expositivos es muy simple. Los textos expositivos se suelen dividir en tres partes: presentacióndesarrollo y conclusión.
La primera parte puede incluir el marco (lugar y tiempo), el tema o asunto, la hipótesis, los objetivos, etc.
A continuación se pasa a desarrollar el tema o asunto, lo que puede ocupar varios apartados distribuidos en varios párrafos. A lo largo de estos párrafos se va progresando en la información que recibe el destinatario. Es decir, cada párrafo aporta más información, que es, en cierto modo, una ampliación de la anterior.
Finalmente se llega a la conclusión, que resume todo lo dicho.
Veámoslo de forma esquemática:
  1. MARCO: LUGAR, TEMA. ASUNTO, HIPÓTESIS, OBJETIVOS...
  2. DESARROLLO TEMÁTICO
  3. CONCLUSIÓN
La exposición de los hechos se puede presentar de varias formas:
  1. Estructura deductiva: al principio del texto se presenta la idea principal y a continuación se explica o se demuestra con datos particulares.
  2. Estructura inductiva: se parte de los datos particulares para llegar a la conclusión, que es la idea principal.
  3. Estructura mixta: es una mezcla de las dos anteriores. Se parte de la idea principal, se pasa a los datos particulares y en la conclusión se vuelve a la idea principal. También se llama circular o de encuadre.

ASPECTOS GRAMATICALES DE LOS TEXTOS EXPOSITIVOS

  • Recuerda que la exposición es propia de los textos científicos, informativos (periodísticos) y del ensayo.
  • Los textos expositivos deben ser claros, por lo que se han usar oraciones simples y coordinadas. Es decir, oraciones breves, sencillas.
  • La función que predomina es la referencial: el mensaje debe reflejar la realidad y no la subjetividad del emisor.
  • La exposición se puede mezclar con la narración, la descripción y la argumentación: se puede presentar, por tanto, en lo que llamamos textos mixtos.
  • El vocabulario será el específico de cada ciencia, pero también dependerá del carácter divulgativo o especializado que posea.
  • Los tiempos verbales usados: fundamentalmente se usa el presente por su carácter intemporal, es decir, que no sitúa la acción en un momento determinado.

miércoles, 12 de septiembre de 2012

Empieza el jaleo, ¡yupi!

 
    Son las once y media de la noche, mañana empieza el nuevo curso, ¿nervios? A estas alturas no, ¡por dios! Aunque tengo en el estomágo unas cosquillitas que cada año aparecen la noche anterior al inicio de las clases. Nuevos compañeros, nuevas amistades, reencuentros, instrucciones de curso, reuniones, suena el despertador a las siete, despierta, no puedo hacer la remolona en la cama, venga, ¡despierta! Va, si en fondo tengo ganas, el verano se está yendo, que empiecen las clases, que el instituto se llene de adolescentes, sí, esos que me hacen reír, enfadar, reflexionar, gritar, ilusionar, decepcionar, motivar, pensar, actualizar, decaer, huir, aprender. Son verbos contradictorios, sí, lo sé, pero la enseñanza es así, una de cal y otra de arena; hoy blanco, mañana negro;  un día fantástico, el otro, nefasto. Sin embargo, este es mi trabajo, y me gusta, me encanta.

   Nuevos alumnos en 1ºESO y en 2º Bach, los pequeños y los mayores, vaya salto. No pasa nada, cambio de chip y ya está. ¿Cómo serán? ¿conectaré con ellos? ¿los tendré que reñir mucho? Todavía hace demasiado calor y lo notan. Pronto llegará el otoño, se tranquilizarán. Bien. Abrir la puerta de la clase, veinte y  tantas personitas sentadas allí, en su sitio, caras de "vaya, no me la esperaba así", o "tengo hambre, ¿cuando toca el recreo?" o "castellano, buah, esto se me da fatal" o "¿cuánto falta para las vacaciones de Navidad?". Una imagen, una cara: mil palabras.

     Qué empiece ya. Diez, nueve, ocho, siete, seis, cinco, cuatro, tres, dos, uno...

Y vosotros qué, ¿cómo os sentís? Dejad aquí vuestro comentario, sin miedo, sin vergüenza, y sobre todo, ¡con  ganas! Venga pues, vuestro primer ejercicio de expresión. Y revisad las faltas antes de publicarlo. Es importante, os lo aseguro.